Investigadora del Instituto Pasteur de París dicta conferencia en la UASD

0
51
La conferenciante, Catherine Vidal, directora de investigación honorífica del Instituto Pasteur en París.


Asistentes

La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) auspició la conferencia “Cerebro, Sexo y Prejuicio”, dictada por la directora de investigación honorífica del Instituto Pasteur en París, Catherine Vidal, con el objetivo de generar un debate científico sobre la incidencia de la biología y del ambiente social y cultural en la construcción de la identidad tanto del hombre como de la mujer.

La actividad se desarrolló en el paraninfo Ricardo Michel de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales  (FCES), unidad académica  que organizó el evento, a través del Instituto de Investigación y Estudios de Género y Familia, en colaboración con la Dirección General de Cooperación y Relaciones Nacionales e Internacionales y la embajada de Francia en el país.

Al ofrecer las palabras de bienvenida, el decano de la FCES, maestro Alexi Martínez,  calificó el coloquio de gran importancia para el país, porque ofrece una mirada diferente a la equidad de género, al tiempo que sostuvo que reunir a la sociedad para analizar los temas este tema desde la óptica de la neurociencia constituye un gran aporte para la sociedad.


Maestra Virtudes de la Rosa

La directora del Instituto de Investigación y Estudios de Género y Familia  de la UASD (IGEF-UASD), la maestra Virtudes de la Rosa,  indicó que en  nuestro país,  desde hace más tres décadas,  se está tratando el tema de género como categoría social desde las academias.

Destacó también la maestra De la Rosa que desde su fundación, hace 15 años, el  IGEF-UASD ha centrado su trabajo en el abordaje de temas de políticas de géneros para platear a la población la construcción de la sociedad.

La conferenciante, Catherine Vidal, directora de investigación honorífica del Instituto Pasteur en París.

Sobre la Conferencia. 

En el marco de su ponencia, la especialista en neurociencia afirmó que los viejos prejuicios en cuanto a las diferencias biológicas entre hombres y mujeres todavía persisten, a pesar de los avances de la ciencia.

Precisó asimismo que el progreso de las investigaciones han permitido que se desmonte la percepción de que las aptitudes, gustos y el comportamiento humano estarían conectadas con estructuras mentales inmutables desde el nacimiento.

“El avance en las investigaciones en neurociencia muestra que gracias a las técnicas de imágenes cerebrales por IRM se ha constatado que el  cerebro fabrica sin parar nuevos circuitos de neuronas, en función del aprendizaje y la experiencia vivida”, expuso la también experta en plasticidad cerebral.

Señaló, asimismo, que la plasticidad cerebral ha revolucionado la percepción que se tenía del funcionamiento del cerebro, demostrando que nada está solidificado ni programado en las neuronas, e incidiendo en la comprensión de cómo se construye la identidad de hombres y mujeres.

En cuanto a las habilidades cognitivas, la investigadora explica que los estudios más recientes sobre el desarrollo del cerebro y la plasticidad cerebral  demuestran que las niñas tienen las mismas capacidades de razonamiento, de memoria y de atención.

“A la pregunta de si el cerebro tiene sexo, debemos responder sí y no. Sí porque el cerebro controla las funciones asociadas a la reproducción sexuada, que evidentemente son diferentes en los hombres y las mujeres. En los cerebros femeninos encontramos neuronas que se activan cada mes para desencadenar la ovulación, lo que no sucede en los hombres”, expresa.

El tamaño del cerebro

Otro mito desmontado por la investigadora durante su presentación fue el relativo a que la forma del cráneo y el tamaño del cerebro son variables que inciden en la jerarquización de los sexos. “se pensaba que los hombres más inteligentes tenían un cerebro más grande que el de las mujeres”.

 Vidal citó el caso del médico Paul Brocca que alimentó su tesis, de que el tamaño del cerebro y el sexo influían en la inteligencia, mediante la medida comparativa de los cerebros para confirmar la demostración. Agregó que en la misma época se publicaron otros estudios que demostraron claramente que el tamaño del cerebro no era la causa de la inteligencia.

Cerebro e identidad sexual

Otras de las dudas despejadas por las propiedades de la plasticidad cerebral, conforme a la exposición de Vidal, es la relativa a los procesos que contribuyen a forjar la identidad sexual. Sostiene que al nacer, los humanos no tienen conciencia de su sexo, puesto que eso lo irán aprendiendo progresivamente en la medida en que sus capacidades cerebrales se desarrollan.

Subraya que a partir de los dos años y medio es que el niño o niña comienza a generar capacidad para identificarse como masculino o femenino.

En la conferencia dictada por Vidal, estuvieron presentes, el vicerrector de Extensión, maestro Antonio Medina Calcaño, el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, maestro Bautista López García, así como también los vicedecanos  Antonio Ciriaco Cruz y Rosalía Sosa, de Ciencias Económicas y Sociales y de Ciencias Jurídicas y Políticas, y una delegación de la Embajada de Francia en el país, encabezada por el señor Vincent Gleizes.

Al evento asistieron además,  decenas de maestros y estudiantes interesados en los argumentos planteados en el marco de la ponencia.

La expositora es experta, además, en género, salud e investigación científica, en neuro-ética y vulgarización científica. Es miembro de ONU Mujeres Francia y codirectora de la colección de libros “igual a igual” en la editora Belin.