Canciller Miguel Vargas y embajador de Alemania convocan concurso sobre Muro de Berlín

0
148

 Johnny Bonelly, Volker Pellet, Miguel Vargas, Eduardo Selman y Hugo Rivera.

Santo Domingo. –  El Ministerio de Relaciones Exteriores (Mirex) y la Embajada de la República Federal de Alemania en República Dominicana convocaron un concurso dirigido a artistas dominicanos, quienes deberán crear un símbolo alusivo a la libertad, la democracia y los derechos humanos sobre el fragmento del Muro de Berlín donado recientemente a República Dominicana.

“Esta es una oportunidad para que, sin importar su edad o nivel de experiencia en el área, uno de nuestros artistas pueda reflejar la visión de la República Dominicana sobre la importancia del respeto a los derechos humanos”, manifestó el canciller Miguel Vargas, durante la convocatoria realizada en las instalaciones del Mirex.

En compañía del embajador alemán, Volker Pellet, el ministro de Exteriores dominicano hizo notar que decidieron anunciar el concurso poco después del Día de los Derechos Humanos, que se celebra cada 10 de diciembre, coincidiendo con la fecha en que la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, en 1948.

El alto funcionario informó que las bases de la competencia están publicadas en la página web de la embajada alemana.

Los artistas podrán someter sus propuestas desde el lunes 16 de diciembre del presente año, hasta el jueves 20 de febrero del 2020. Ese mes, se anunciarán a los ganadores del primer, segundo y tercer lugares, quienes recibirán premios de RD$150 000; RD$75 000; y RD$25 000, respectivamente.

El jurado está integrado por el canciller Vargas, el ministro de Cultura, Eduardo Selman, el embajador Pellet, el vicecanciller Hugo Rivera y el reconocido artista plástico dominicano Johnny Bonelly.

El Muro de Berlín dividió a la capital de Alemania por 28 años. Su caída, ocurrida el 9 de noviembre de 1989, permitió la reunificación nacional alemana y marcó el fin de la Guerra Fría, pues a partir de entonces desaparecieron los regímenes socialistas de Europa del Este.

Para perpetuar ese momento histórico y honrar a República Dominicana, el mes pasado la embajada alemana le regaló un fragmento de la histórica pieza, de 2.6 toneladas.