¿Cuándo escribo qué aporto a los demás ?

0
87

Margarita Brito

¿ Cuándo escribo qué aporto a los demás ? Es la pregunta que me hago siempre, si dejo algo positivo y creo que es el objetivo de la mayoría de los periodistas, realizar un periodismo serio y objetivo, aunque no es fácil.

Mi objetivo es contribuir como puedo, aportar un «granito de arena» a una sociedad que cada día se vuelve más insensible y cuyos valores morales y espirituales se deterioran más y más.

Es difícil medio de un proceso de cambio, donde los medios tradicionales de comunicación cada vez más reducen sus espacios para ejercer el periodismo y muchos comunicadores son despedidos de sus trabajos, no obstante el Internet le abrió las puertas para emprender proyectos propios.

Este ha sido mi caso. Tras muchos años de trabajar en medios impresos, me encontré fuera, pero no sin medio de expresión, tener un periódico digital me motivó a trabajar más, aún con pocos recursos o como decimos los dominicanos «a manos pelá».

Siendo una «abuela» que conoció la tecnología digital algo tarde y aún lucha por actualizarse, he tenido que hacer cursos para lograrlo, pero todavía no es suficiente y debo continuar, aunque lograr apoyo para lograrlo no estaría de más.

Hacer un periodismo realista, objetivo y serio requiere de respaldo económico, no de dádivas sino de publicidad que no implique compromisos, no para enriquecerse, no es la idea, sino para tener un equipo humano y tecnológico que permitan realizar un mejor trabajo: atractivo, informativo pero a la vez entretenido, divertido, educativo y sobre todo que sensibilice a un cambio positivo en la sociedad.

Tocar puertas de los sectores público y privado es posible, aunque la mayoría de las veces no se recibirá respuesta, porque la publicidad se va a los grandes y los medios digitales alternativos se quedarán «oliendo donde guisan y amarrando para que otros enlacen».

Lo que no deberá ser motivo para desfallecer. Habrá que seguir adelante buscar alternativas, trabajar buscando la noticia, más que negativas, positivas que motiven al cambio.


¿ Qué no se tienen los recursos y el apoyo ? No importa, hay que seguir, trabajando la noticia con objetividad, garantizando que las noticias sean veraces y que todas las opiniones sean presentadas de modo imparcial.

Presentar la noticia de forma atractiva, pero siempre tomándose ese minuto para pensar,(como decía García Marquez) si hago mal, si destruyo reputaciones al publicar una información sin investigar a profundidad su veracidad.

En fin tratar de aportar, no destruir, buscando llevar la verdad, porque al final los contenidos de calidad se imponen a los triviales y superficiales.
Igual que Internet y las nuevas tecnologías han revolucionado muchísimas cosas, también ha revolucionado el periodismo. Pero no para hacerlo desaparecer, entre otras cosas porque, si Internet demanda algo, son contenidos de calidad», afirma 
Rosental Calmon Alves, director del Knight Center for Journalism in The Americas y profesor de periodismo en la Universidad de Texas.

Recuerda que la formación del periodista moderno no se limita exclusivamente al dominio de las plataformas digitales, también hay que preocuparse por los contenidos que estamos ofreciendo y dedicando tiempo.

Ese es mi objetivo contribuir a hacer una sociedad más sensible, menos trivial, que en lugar de tomar una foto de un accidentado, le ayude y proteja a un herido evitando que le roben sus pertenencias.