Michelle Obama destaca en su libro proyectos auspiciados por Margarita Cedeño

0
97


Portada del libro

SANTO DOMINGO.- La ex primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, destaca en su libro “Mi historia” (Becoming, en inglés) que la aldea cultural para niños y jóvenes instalada en Haití en los 30 autobuses-aulas donados por la entonces primera dama dominicana, doctora Margarita Cedeño, tras el fatídico terremoto de 2010, permitían conservar la esperanza de aquellos pequeños desplazados.

“Visitamos un grupo de autobuses reconvertidos donde los artistas locales estaban llevando a cabo terapias artísticas con los niños desplazados, quienes, a pesar de las pérdidas que habían sufrido, y gracias a los adultos que los rodeaban, aún conservaban la esperanza. El duelo y la resiliencia van de la mano…”, indica Michelle Obama en la página 421 de la publicación que ha sido traducida a 28 idiomas.

Al leer la opinión de la señora Obama, la actual Vicepresidenta dominicana, que visitó a Haití en febrero de ese año tras el devastador sismo ocurrido el 12 de enero, expresó que se emocionó al ver que Michelle en su libro reconoce la iniciativa en el capítulo 22, el cual está cargado de la humanidad y la solidaridad que manifiestan los Obama tras la ocurrencia de distintas tragedias.

“Fue el proyecto de los bibliobuses que creamos aquí en mi Despacho de Primera Dama y de la cuales envié a la primera dama de Haití, mi amiga Elizabeth Debrosse Préval. Conseguimos donaciones para crear una aldea cultural para los niños y jóvenes; fue muy linda experiencia”, comentó la Vicemandataria que se solidarizó con Haití, tanto por su inmensa pérdida humana como porque miles de sus edificaciones educativas quedaron destruidas.  

Según cuenta Michelle Obama, en la obra que ha vendido más de 10 millones de copias en el mundo, cuando ella o su esposo, el expresidente Barack Obama, viajaban a algún lugar en el que había ocurrido una tragedia, a menudo era para recordar a los estadounidenses que no debían pasar por alto el dolor ajeno.

Indica que ese viaje que hizo junto a Jill Biden, esposa del entonces vicepresidente Joe Biden, sintió que el corazón se le encogía al ver pirámides de escombros donde antes había casas, lugares donde decenas de miles de personas de todas las edades habían sido sepultadas vivas. 

Margarita Cedeño y Michell Obama se reunieron e intercambiaron ideas en septiembre de 2010 en Nueva York, donde compartieron durante un día de campo ofrecido por la primera dama de Estados Unidos a 32 de sus homólogas en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Cultura sobre ruedas

La doctora Margarita Cedeño, tanto en su gestión de primera dama como de coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales (GCPS), ha desarrollado distintos proyectos de promoción de la lectura que han impactado en la vida de miles de personas, principalmente de niños, niñas y adolescentes que han incorporado el hábito de la lectura en sus vidas, causando repercusiones positivas en sus vidas.

En el Despacho de la Primera Dama, a través de la iniciativa Leyendo Aprendo, tenía vehículos estacionarios y móviles acondicionados como aulas y bibliotecas que llevaban la cultura a apartadas y empobrecidas comunidades; así como la biblioteca República Dominicana a la cual, tras una readecuación y equipamiento, convirtió en Biblioteca Infantil y Juvenil República Dominicana (BIJRD). Esta continúa impactando en miles de familias, ahora como parte de las acciones de Vicepresidencia.

Otras estrategias de promoción de la lectura que se suman a la BIJRD son las Bibliotecas Comunitarias de Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC), las antiguas Biblioruedas que ahora operan como salas de tarea en comunidades fijas, así como la Casita de la Cultura, instalada en el Parque Iberoamérica; y el más reciente proyecto es la Biblioteca Libre, creado para fomentar lectura en la niñez de escasos recursos.