Domínguez Brito afirma es urgente aumentar salarios tanto del sector público como del privado

0
54

Santiago Rodríguez. El precandidato presidencial Francisco Domínguez Brito señaló que es necesario realizar un significativo aumento salarial en el sector público y en el privado, a fin de mejorar el poder adquisitivo de las familias dominicanas.

Al respecto, respaldó las declaraciones del gobernador del Banco Central respecto a que aumentos salariales permitirían que el crecimiento económico tenga un mayor derrame en la economía, lo que facilitaría una mayor reducción de la pobreza.

“El crecimiento económico de años recientes ha sido posible gracias al aumento de la productividad de los trabajadores, lo cual debería traducirse en aumentos de los salarios reales, pero en las discusiones del Comité Nacional de Salarios solo se llega a incrementos salariales para compensar la inflación y así nunca aumentará el salario real”, afirmó Domínguez Brito.

Asimismo, el pre candidato presidencial señaló que todos los sectores se beneficiarían de las mejoras salariales, pues salarios reales más altos permitirían a las familias consumir más bienes y servicios producidos por las empresas dominicanas, lo cual termina siendo un círculo virtuoso que mejora la dinámica económica y la estabilidad social.

“Mi experiencia como Ministro de Trabajo es que muchas veces en el Comité Nacional de Salarios se tiene una visión de corto plazo, solo pensando en el impacto en los costos el mes siguiente, y no una visión de mediano y largo plazo de los beneficios de tener una población con mayor poder adquisitivo”, resaltó Domínguez Brito, durante la Gran Reunión de los Coordinadores en Santiago Rodríguez.

En ese sentido, expresó que el gobierno ha hecho grandes esfuerzos por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores del sector público, con aumentos significativos en educación, salud, policía y militares.

Asimismo, señaló que de llegar a la presidencia de la República propondrá que el Comité Nacional de Salarios acuerde aumentar entre 15% y 20% cada dos años, a fin de que los salarios para incorporen los aumentos de la productividad de los trabajadores de los últimos 20 años.