ONPECO alerta sobre el consumo compulsivo en el llamado viernes negro o black friday

0
63

El Observatorio Nacional para la Protección del Consumidor (ONPECO) advirtió a la población del poder persuasivo de la gran publicidad con motivo del llamado “Viernes Negro (Black Friday)” y exhortó a los consumidores a ser prudentes, pensar si en realidad necesitan lo que le ofrece la promoción especial del mercado para así poder tomar una decisión de compra acertada.

Además, el Onpeco sugiere a la población consumidora solicitar y comprobar el registro en Pro Consumidor de los contratos de préstamos a los que se adhieren para garantizar beneficiarse realmente de las ofertas que se promueven.

El Onpeco llamó la atención sobre estas posibles transacciones financieras, porque la mayoría de los bancos ofrecen préstamos y las tiendas rebajas en base a las compras con determinadas tarjetas, cuyos efectos se presume que el consumidor lo sentirá en la conciliación que realice la institución financiera, pero, al final, la operación no resulta lo transparente esperado, porque generalmente no permite visualizar con claridad la efectividad de la promesa de beneficio.

También, el consumidor debe cuidarse de hacer compras compulsivas solo atraído por la publicidad, sin tener en cuenta que probablemente no necesita lo que el mercado le ofrece y hasta podría duplicar objetos innecesarios en sus hogares.

En ese sentido, el Onpeco recomienda hacer un listado de sus necesidades y comprobar si realmente requiere lo que se oferta, además de verificar si lo que se promociona se corresponde con la verdad lo que le oferta el mercado.

Una moda importada que echa raíces en el mercado local 

En el mercado imperfecto, el consumidor es siempre la víctima de un vicio que se llama  publicidad engañosa y publicidad falsa. Son dos conceptos parecidos, pero distintos, ambos son fraudes y deben ser calificados como tal y penalizado con lo estipulado tanto en la Ley número 358-05 de protección al consumidor, como en el código penal.

La Publicidad engañosa es la que te atrae de diferentes maneras, tales como ofrecer un bien y cuando acudes al establecimiento con el propósito de comprarlo te dicen que se terminó, o que hay uno parecido con igual precio, o que hubo un error de imprenta en la publicación. Lo mismo ocurre con las ofertas que dicen: ” valido hasta que haya existencia”. Esa indicación está prohibida por resolución del Pro Consumidor-.

La Publicidad falsa es cuando te ofrecen un producto, que resulta falsificado, conocido por una marca, con el precio de la marca real. En el caso de las ofertas de las instituciones de intermediación financiera, que se han involucrado en las ofertas del Black Friday, debe ser transparentado y el usuario debidamente informado, cuándo y dónde se habrá de reflejar el descuento por el que fue atraído y se enganchó en una compra.

El pasado año en el Onpeco recibimos denuncias de personas que hicieron compras con los supuestos descuentos y no recibieron la información correspondiente, de tal manera que no se enteraron de la “rebaja” que obtuvieron por comprar con la tarjeta, en el tiempo que se hizo la oferta-compromiso. Por esta razón es conveniente advertir que antes de firmar un contrato para adquirir un bien, motivado por una oferta, el convenio así tratado debe contar con el aval y registro de Pro Consumidor, tal como manda la Ley número 358-05 en su artículo 81.

Esta costumbre del llamado Viernes Negro, importada desde Estados Unidos, que se produce el último viernes de noviembre, en nuestro país la promoción de las ventas comienza desde el mes anterior. Desde octubre hay promoción El Black Friday es una novedad en el comercio dominicano desde hace unos cuantos años. Incluso en el mercado local se ha agregado el llamado ” pre-Black Friday”, donde todo el comercio se involucró, incluyendo a los bancos, que están ofreciendo préstamos para que usted, también se endeude para comprar las referidas ofertas.

Onpeco no se opone a la celebración, pero está en el deber de advertir a los consumidores para que no realicen compras compulsivas y hagan uso racional de sus recursos y de sus créditos bancarios.