Guido Gómez Mazara dice que intento de reelección perturbaría la paz institucional del país

0
35

El dirigente político Guido Gómez Mazara advirtió que un intento reeleccionista del presidente Danilo Medina constituiría un elemento de perturbación para la paz institucional del país, aunque considera que el principal escollo que tiene el jefe del Estado es que se comprometió a no buscar una repostulación en el 2020.

Dijo que el artículo transitorio que impide a Medina buscar la reelección en las próximas elecciones es discriminatorio y lo que ha impedido un acuerdo con el ex presidente Leonel Fernández es la desconfianza que hay entre ambos.

Entrevistado en el programa Tres a la Semana, que se transmite los sábados de 2:00 a 3:00 de la tarde por Cinevisión, Canal 19, por los periodistas José Miguel Carrión y Daniel Candelario, Gómez Mazara, quien fue Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo, razonó que ningún tribunal ni la propia Constitución de la República pueden declarar la inconstitucionalidad de un artículo de la Carta Magna.

Lo correcto es, según él, que se recurra al Congreso Nacional y se procure la eliminación del artículo transitorio que discrimina a Medina para buscar nuevamente la presidencia de la República, aunque consideró que no alcanzarían los votos necesarios para una nueva reforma.

“Además, hay un desgaste natural, hay una callosidad en el corazón de muchos dominicanos y dominicanas, porque el PLD, como todo partido que dura mucho tiempo en el poder, pierde la perspectiva”, expresó.

Advirtió que la pérdida del poder traería consecuencias para el PLD y los actuales funcionarios oficiales, por lo que recomendó a sus principales líderes que escojan un candidato que no sean Danilo ni Leonel que pueda mantener a ese partido en gobierno y así evitarse futuras preocupaciones.

Su conflicto en el PRD

Gómez Mazara afirmó que después de ganarle todos los procesos al presidente del PRD, Miguel Vargas Maldonado, que trató, según Gómez Mazara, de expulsarlo del partido blanco hasta extenderse la presidencia, el 19 de este mes tienen audiencia en el Tribunal Superior Electoral porque le devolvieron una sentencia emitida por el Tribunal Constitucional.

Consideró que el Constitucional es “el último eslabón de un acuerdo político entre dos políticos importantes: Miguel Vargas y Leonel Fernández”. Explicó que a pesar de que los jueces Hermógenes Acosta, Leyla Margarita, el magistrado Castellanos y Katia Miguelina, no estuvieron de acuerdo con el envío de la sentencia al Constitucional y se inhibieron, pero su presidente Milton Ray Guevara y los jueces Rafael Díaz Filpo y Víctor Gómez Bergés desoyeron el proceso y construyeron “una mayoría mínima” para remitir su caso ante el Tribunal Superior Electoral.

Consideró que el gran temor de Vargas Maldonado es ir a una convención, porque sabe que la perdería, y con ello la presidencia del PRD. A juicio de Gómez Mazara, todos estos manejos demuestran que la institucionalidad partidaria está secuestrada por la politiquería. “La política no puede imponerse al derecho”, expresó.

Afirmó que tanto Ray Guevara, como Díaz Filpo y Gómez Bergés, son activistas políticos con intereses y compromisos políticos, y consideró que “esos tres jueces actúan como mensajeros de oficio de los intereses del presidente del PRD, porque la mayoría de sus sentencias tienen que ver con Miguel Vargas Maldonado”.

Sostuvo que muchas de las decisiones del Tribunal Constitucional hacen daño al sistema de partidos de la República Dominicana, porque sus decisiones no están apegadas a la institucionalidad.

Manifestó que la situación en el Constitucional llega a tal extremo de que el magistrado Rafael Guerrero Zabetta ejerció la carrera de abogado ayudante durante seis años, firmando sentencias en esa condición, sin ser abogado. Dijo que todas las sentencias firmadas por ese magistrado son pasibles de impugnación.

Reformas necesarias

A juicio de Gómez Mazara, si la actividad política y el sistema de partidos no se recomponen, “vendrá un vengador social que decapite el sistema de partidos políticos”, por lo que entiende que se deben impulsar reformas a lo interno de las entidades partidarias.

Citó nuevamente a Vargas Maldonado, quien según él, ha proyectado la percepción de supuestos regresos de dirigentes tradicionales perredeístas, pero vinculados a la nómina pública, otorgando contratos a muchos de ellos a través de la Cancillería.

 Dijo que todos los que regresan al PRD, al día siguiente son asentados en la nómina de Cancillería con contratos de más de cien mil pesos cada uno. Indicó que hay 15 ex diputados pensionados por la Cámara, a quienes Vargas Maldonado supuestamente incluyó en la nómina del Ministerio de Relaciones Exteriores con contratos jugosos, y así ha ocurrido con dirigentes políticos regionales, provinciales y municipales que han anunciado su retorno al partido blanco.

Dijo que un grupo de hombres y mujeres están haciendo un esfuerzo extraordinario porque el PRD se conduzca por los caminos de la democracia e institucionalidad. Afirmó que en el país hay un afán desmedido por la personalización del debate político.

Afirmó que debido a cómo ha sido conducido el PRD bajo la presidencia de Miguel Vargas Maldonado, ese partido, que él considera una finca personal, ha caído a un 3 por ciento en todas las encuestas.