Día Internacional de Servicio: 150 proyectos, unos 55,000 beneficiados

0
34

 

Santo Domingo, R.D. El pasado sábado 3 de noviembre se realizó la sexta versión del Día Internacional de Servicio “Manos y Corazones”, en la que un total de 5,269 voluntarios en República Dominicana y otros países de la región del Caribe, donaron 31,614 horas de servicio en diversas jornadas voluntarias, impactando las vidas de más de 55,000 personas.

Esta entrega del DIS da inicio a las actividades conmemorativas del 40 aniversario de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en República Dominicana, en la queesta vez se realizaron 100 proyectos de servicio en toda la geografía nacional, con instituciones del gobierno, alcaldías, entidades no gubernamentales, líderes y amigos de la Iglesia.

Un total de 204 kilómetros cuadrados fueron limpiados o remozados en jornadas de limpieza en calles, avenidas, carreteras, parques, escuelas y otros centros públicos, colectando un total de 3,874 bolsas de basura de 55 galones cada una.

Además, se distribuyeron 6,687 unidades de medicamentos variados en seis operativos médicos en distintas localidades del país, beneficiando directamente a 1,658 personas.

“Nos sentimos sumamente complacidos por la integración de miembros de la Iglesia con amigos en las distintas comunidades del país y de toda la región del Caribe. Lo que ha sucedido en el Día Internacional de Servicio este año, es una muestra de todo lo bueno que puede hacerse cuando nos unimos con el propósito de hacer el bien por nuestro prójimo, tal como lo enseñó Jesús”, destacó Julio César Acosta, líder regional de la Iglesia en República Dominicana.

Otros servicios de interés se verificaron en Puerto Rico, donde decenas de voluntarios ayudaron a distribuir 1,400 cajas de agua a comunidades de Lares, Mayagüez, junto a oficiales de la alcaldía municipal. También, cerca de 200 almuerzos fueron distribuidos a envejecientes y personas necesitadas en las calles de Caguas.

En Haití, departamentos policiales fueron limpiados por los voluntarios. “Los oficiales en los destacamentos mostraban la felicidad en sus rostros y agradecieron profundamente el gesto de los miembros de la Iglesia por realizar esta labor altruista”, indicó Berthony Theodor, presidente de la estaca Puerto Príncipe, Haití.

Jamaica también dejó su huella en esta jornada internacional. “El servicio y sacrificio de los voluntarios en la Escuela de Transformación Juvenil de la Cruz Roja en Kingston, Jamaica, fortaleció el testimonio nuestro sobre la importancia de servir a los demás”, dijo Raia Richards, directora nacional de asuntos públicos en Jamaica.

Por todas partes, se dejó ver la sonrisa de pequeños, jóvenes y adultos servir con entrega y sin reservas. Desde las calles o en centros de atención a envejecientes, la consigna era la misma: tener manos y corazones entrelazados para servir al prójimo con amor y diligencia. 

Acerca de la Iglesia: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es una iglesia cristiana con más de 16 millones de miembros en todo el mundo, con sede en Salt Lake City, Utah, en Estados Unidos. Los miembros de la Iglesia, creemos que en 1830, a través del profeta José Smith, el Señor restauró la Iglesia original de Jesucristo, incluyendo la autoridad del sacerdocio divino, divinamente llamados apóstoles y profetas, y los convenios y ordenanzas (el bautismo por inmersión y el don de la Santo Espíritu por la imposición de manos, por ejemplo) que forman parte de la plenitud del Evangelio de Cristo.

La Iglesia inició sus operaciones de manera oficial en la República Dominicana el 7 de diciembre de 1978, fecha desde la cual ha crecido de manera importante hasta convertirse en el centro de las operaciones de la Iglesia para 27 países que componen el Área del Caribe. La Iglesia cuenta en el país con aproximadamente 130 mil miembros, 20 estacas, 3 misiones, 10 distritos, 195 barrios y ramas, 175 edificios propios y rentados, un templo, un centro de capacitación misional, un almacén del obispo, dos edificios de instituto y la oficina administrativa de la Iglesia para la región.