Presidente Colegio Médico Dominicano dice las ARS tienen secuestrada la salud, la cual está colapsada

0
50

El presidente del Colegio Médico Dominicano, doctor Wilson Roa, denunció que las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS), en componenda con el gobierno, mantienen secuestrado el sistema de salud de la República Dominicana, el cual, según su criterio, de por sí ha colapsado.

Afirmó que el sistema de salud dominicano prácticamente no existe porque está desintegrado y no se ejecuta una política oficial que lo garantice.

Advirtió que si el gobierno no cumple con los compromisos contraídos con los galenos, el CMD aplicará un Plan B, que implica la lucha, las protestas y las movilizaciones.

Entrevistado en el programa “Tres a la Semana”, que producen y conducen los periodistas José Miguel Carrión y Daniel Candelario, todos los sábados de 2:00 a 3:00 de la tarde por Cinevisión, Canal 19, el presidente del CMD anunció que el Colegio Médico se reunirá con las organizaciones cívicas para discutir la situación de la salud en el país y decidir cuáles acciones emprender.

Dijo que la situación de los médicos dominicanos es igual a la del sector salud, “de descalabro, de dificultades, de falta de empleos y oportunidades y bajos salarios”. Criticó que para los médicos no se crean fuentes de empleos en los sectores público ni privado.

“Nosotros tenemos un sector salud desintegrado, pero regulado por un mercado persa de la oferta y la demanda. Si tú tienes con qué financiar tu salud, tú la vas a tener, porque la Ley de Seguridad Social se creó con una extraordinaria intención, y fue muy buena, pero en el camino, la alta empresa, los banqueros, el capital financiero se dieron cuenta de que podían hacerse un buen traje para ellos hacer grandes negocios”, declaró.

A su juicio, esta situación se da porque se perdieron todos los criterios de la seguridad social, que además le niega al asegurado la libertad de elegir a un médico de su preferencia si no está dentro de un catálogo que le otorga una determinada compañía aseguradora.

El presidente del Colegio Médico reveló que los médicos que atienden al 98 por ciento de la población incluida en el régimen contributivo tiene que regirse por lo que manda una Administradora de Riesgos Financieros, que los regula, aparte de las ARS.

Criticó que las ARS no operan en los hospitales del Estado, labor que ejerce únicamente el estatal Seguro Nacional de Salud (SENASA).

Afirmó que las ARS privadas no cuentan con hospitales, clínicas ni médicos, por lo que no es cierto que administren salud. “Los riesgos de salud los administramos nosotros”, resaltó. Rechazó la pretención de enviar a las clínicas privadas la atención primaria de los asegurados del régimen subsidiado, que no son afiliados por las Administradoras de Riesgos de Salud.

Sostuvo que las ARS no afilian a los asegurados del primer nivel, que pertenecen al régimen subsidiado, porque estos no pagan ni tienen capacidad de pago. Dijo que en esa situación están 3.6 millones de dominicanos que no pueden acceder a las ARS. Esas son personas que según el presidente del CMD están a la libre, sin protección de ningún género.

Dijo que las ARS privadas sólo quieren el restante 4.2 millones de dominicanos asegurados del sistema contributivo. Agregó que si se asigna al sector privado la atención primaria del régimen no contributivo, la mayoría de las clínicas y sus médicos quedarían fuera de circulación porque también irían a la quiebra.

531 mil millones

Manifestó que como resultado de esa situación, las Administradoras de Fondos de Pensiones manejan 531 mil millones de pesos, con el agravante de que se pretende imponer otorgarle a todo el que esté en capitalización individual una pensión de apenas el 36 por ciento del último sueldo devengado.

“En doce años aquí se va a armar una revolución, que es cuando se cumplirán los 30 años de aportes como acuerda la ley”, agregó.

Parturientas haitianas

El doctor Wilson Roa culpó al gobierno por la gran cantidad de parturientas haitianas que vienen al país a parir en las maternidades dominicanas, ya que no se ejerce ningún control, pese a las constantes denuncias de que se organizan tours de embarazadas del vecino país que vienen a alumbrar a los hospitales públicos.

Según él, hay una componenda entre los organizadores de esos viajes y autoridades que están llamadas a poner control en la frontera con el vecino país. A juicio del presidente del CMD, los militares y otros vigilantes de puesto en la frontera obtienen grandes beneficios por permitir el paso de ciudadanos haitianos a República Dominicana, donde se dedican a todo tipo de actividades, “pero los únicos que no se dan cuenta son los empleados y funcionarios de Migración, que además ganan buenos salarios”.

Afirmó que quienes están llamados a controlar el flujo de ilegales por la frontera, están haciendo pingües beneficios.