Guillermo Caram dice préstamos internacionales atentan contra estabilidad y el crecimiento de economía

0
78

El ex gobernador del Banco Central, Guillermo Caram, advirtió que si el gobierno no modifica su política de tomar préstamos internacionales para financiar sus déficits fiscales, pone en peligro el crecimiento y la estabilidad macroeconómica del país, que corre el riesgo de caer en una situación como la que vive la economía Argentina, o de impago como la de Puerto Rico.

Afirmó que el gobierno está en un círculo vicioso de tomar nuevos préstamos para pagar compromisos viejos y de paso tratar de cubrir los recurrentes déficits fiscales.

Entrevistado por los periodistas José Miguel Carrión y Daniel Candelario en el programa “Tres a la Semana”, que se difunde los sábados por Cinevisión, Canal 19, de 2:00 a 3:00 de la tarde, el economista expresó que el Fondo Monetario Internacional ha advertido sobre la peligrosidad de esa práctica que puede llevar al país a una situación difícil de no poder honrar sus compromisos internacionales.

“Estamos como el mal administrador que vive del enganche, en el círculo vicioso de coger prestado para cubrir otros compromisos”, alertó. Dijo que si se continúa así, llegará el momento en que el dinero no le alcanzará al país para pagar.

Citó el caso de Argentina, que no tiene con qué pagar a los tenedores de bonos y debió aceptar altos niveles de exigencias disciplinarias y dolorosos ajustes del Fondo Monetario Internacional para conseguir recursos para pagar a sus acreedores, pero que a la vez ha agravado las condiciones de vida de los argentinos.

Mencionó también la situación de Puerto Rico, que ha caído por igual en una situación de impago de sus compromisos y una economía semiparalizada, lo que ha afectado el presupuesto de todas las alcaldías, los programas médicos y sociales, la creación de empleos, el mercado inmobiliario y todo el sistema económico de la isla.

Resaltó que en el presupuesto de República Dominicana de este año hay consignados unos 4,400 millones de dólares en préstamos, de los cuales unos tres mil serán destinados a pagar deudas viejas.

Afirmó que la economía sólo está bien para los funcionarios del gobierno, mientras que para el común de la gente la situación está sumamente difícil. Aseguró que el responsable de esa situación es el gobierno, que según su criterio, no fomenta una adecuada distribución de los beneficios del crecimiento económico del país.

Agregó que como consecuencia, el dominicano común no percibe el crecimiento ni de la estabilidad macroeconómica, que según Caram, se sustenta en base a préstamos internacionales.

“Y todo nace porque estamos regidos por una política fiscal que yo llamo endémicamente deficitaria. Venimos arrastrando un déficit de hace muchos años que se va acumulando y el gobierno tiene necesidad atraerse recursos para financiar las partidas, para financiar los gastos gubernamentales porque las recaudaciones no le están alcanzando. Este gobierno gasta más de lo que recauda”, apuntó.

Afirmó que en lugar de fomentar la economía para generar empleos, para financiar sus déficits, el gobierno recurre a la gran banca y a los tenedores de los fondos de pensiones y negocia con ellos la compra de bonos pagando intereses de hasta 12 y 14 por ciento.

Manifestó que esos sectores que financian al gobierno con préstamos, pudieran también fomentar la economía para crear empleos y haya una justa distribución de las riquezas, mientras el gobierno lo que hace es cobrar impuestos y recabando el dinero que debió quedarse circulando en la economía para financiar sus déficits.

“Entonces, tenemos un déficit fiscal que crea una distorsión financiera, que dicho sea de paso, una distorsión financiera que no puede competir con la actividad económica privada”, apuntó.

Caram criticó “el absolutismo peledeísta”, que cree que está haciendo todo bien y no escucha consejos de nadie.