Comisión prohibe temas de Don Miguelo, El Lápiz, La Insuperable y remix de Anthony Quinn

0
600
Lápiz Consciente
Lápiz Consciente
Lápiz Consciente
Lápiz Consciente

SANTO DOMINGO. La Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía prohibió la difusión en radio y televisión, mediante la resolución No. 003-2018,  de varios temas musicales, por considerarlos vulgares, obscenos e inmorales.

Los artistas vetados son Yobawell, por su canción Desnúdate; Mister Willys en su tema titulado Que vibre; La Insuperable (La Mami del Swagger) por lo que describe en su tema Mastica y Traga.

Asimismo a “Don Miguelo que trata denigrantemente a la mujer en su canción Condón Miguelo, a Anthony Quinn en su grabación nombrada Remix después del romo, a Kiubbah Malon Feat Many Malon & José Victoria que manifiestan una historia de mafia y narcotráfico en la video-canción Arabe”.

“El Lapiz Conciente, Ceky Viciny, Chiki El De La Vaina en el tema No E’ Na’ Matalo donde con un lenguaje soez manifiestan con morbosidad el hecho de matar, a Punto 5 por hacer descripciones grotescas en la grabación Bien por ti, a Aliany García hace uso denigrante y soez en Quiero chapia un pelotero”, manifiesta el documento.

tas conocidos por los nombres de Yobawell, Mister Willys, La Insuperable (La Mami del Swagger), Don Miguelo, Anthony Quinn, Kiubbah Malon Feat. Many Malon & José Victoria, Lápiz Consciente, Ceky Viciny, Chiki El de la Vaina, Punto 5, Aliany García, son los seleccionados en la revisión de la nueva lista de canciones en donde las palabras, expresiones e imágenes proferidas afectan el derecho de los oyentes a disfrutar de los medios de comunicación.

La resolución indica que la CNEPR se reserva el derecho de iniciar el proceso judicial en contra de los propietarios, directores, conductores, encargados o afines de la radio y la televisión del país en su condición de comitentes al incumplimiento de esta resolución de acuerdos a la Ley y el Derecho.

Dicha disposición expresa la capacidad de la CNEPR, dada en el Reglamento 824 de ley 1951, de tomar las providencias necesarias para la vigilancia de los espectáculos públicos, examen de películas, discos, programaciones radiales y televisivos cuando esté bajo su control, pudiendo requerir de cualquier miembro de la policía nacional la cooperación necesaria para que se cumplan sus acuerdos y disposiciones.