Más de 51 mil embarazadas beneficiadas con iniciativas del Despacho de la Primera Dama

0
108

Unas 51,875 mujeres embarazadas, fundamentalmente, pertenecientes a sectores vulnerables de la población, han sido impactadas por El Despacho de la Primera Dama, a través del componente Por un Comienzo Positivo, del programa Comunidades Inteligentes.

Por un Comienzo Positivo, iniciado en el año 2013, se desarrolla de lunes a viernes en la maternidad Nuestra Señora de la Altagracia; y miércoles y jueves, en el Hospital de la Mujer.

Estas acciones se realizan por disposición de la primera dama Cándida Montilla de Medina, en apoyo a las políticas sociales del gobierno del presidente Danilo Medina, para contribuir con la prevención de riesgos en las embarazadas y procurar un parto más humanizado.

La encargada de Por un Comienzo Positivo, Mary Concepción, dijo que en busca de fortalecer el trabajo que realiza el Despacho de la Primera Dama en estos dos centros asistenciales se realizó un taller sobre Lactancia Materna y Habilidades de Comunicación.

El taller estuvo dirigido al personal médico y enfermeras vinculados a las áreas de preparto, parto y postparto.

Fue impartido por la instructora y facilitadora, consultora certificada en lactancia materna y miembro de la Liga de La Leche Internacional, Yanet Olivares, en el marco del programa de especialización que realiza el componente Por un Comienzo Positivo.

Entrenamiento en cuatro etapas
Concepción explicó que las embarazadas también se han interesado en formarse, porque han visto el trabajo personalizado que este programa ejecuta con cada una, así como los logros que estas madres exhiben, en el ejercicio de su maternidad.

“El propósito es eficientizar cada vez más el parto humanizado, siempre habíamos tenido interés de que el personal del hospital, junto con los profesionales de este programa participen en un entrenamiento, para unificar criterio respecto al parto y sus 4 etapas: preparto, parto, postparto y puerperio”, sostuvo Concepción.

Cada día ofrecen charlas, profilaxis, muchas veces, vitaminas y complementos; previo al parto, se entregan canastillas con todo lo necesario para recibir al bebé, y al llegar el momento del parto reciben asistencia personalizada con un parto humanizado y seguimiento durante el puerperio.

Trabajan en la formación del personal del área del parto, para que las mujeres se concienticen que sus bebés son un pedazo de sus vidas, son importantes y por ello, en el inicio de sus vidas, deben garantizarles una adecuada salud.

Estos talleres se realizan en coordinación con la Liga de la Leche, entidad internacional que promueve la lactancia materna, por los altos beneficios que conlleva para el futuro del bebé.

Lactancia materna
Esta jornada continuará para que doctores, enfermeras y todo el personal, tanto del despacho como de las maternidades que trabaja en las áreas de preparto, parto y postparto, esté debidamente entrenado para que la lactancia materna se lleve a cabo de manera natural, como lo es el nacimiento del bebé.

“La lactancia del niño es sumamente importante para su protección inmunológica, y para crear el vínculo emocional entre la madre y el bebé, el cual permite una adecuada comunicación que trae consigo un mejor proyecto de vida para el lactante, mejores resultados en la escuela, menos violento, por el amor que recibe a través de su madre”, explicó Concepción.

Programa digno de imitar
En tanto que la instructora y facilitadora del taller manifestó que el componente Por un Comienzo Positivo, es una primicia en el país, digna a imitar.

“Esto es lo que necesita la población para derribar los mitos que existen en torno a la lactancia materna, motivar y apoyar esto, es el gesto de amor más importante que existe”, destacó Yanet Olivares.

Insistió en que lactar, no solo es bonito, sino que es lo más adecuado en favor del futuro de la nueva cría, pues ayuda a prevenir problemas futuros.

Dijo que este es el primer curso, pero continuarán otros, por la acogida que tuvo este y la demanda del personal de estas maternidades, para estar acorde con los lineamientos del programa, a fin de crear conciencia de la importancia de los primeros años de alimentación del bebé.