Labor altruista en favor de la salud visual

0
98

Tener una buena visión implica darle seguimiento a la salud de sus ojos. Por lo regular, en República Dominicana no existe una cultura de visita periódica al oftalmólogo, a sabiendas de que, según estadísticas de estudios realizados al respecto, cada vez es mayor la incidencia de personas afectadas con algún tipo de trastorno visual.

Varios factores intervienen en la abstención de consultar a un especialista. Una de ellas, y tal vez la más importante, es que muchas personas no cuentan con los recursos económicos suficientes para recurrir a este tipo de respuesta. Algunos quizás pueden ir a un hospital, pero: ¿Y con qué dinero compran los lentes, si ameritan de ellos?

Para dar respuesta a esta interrogante, surge la Fundación Óptica Yan con un plan de ayuda visual que respalda las necesidades de esta índole que tienen habitantes de comunidades empobrecidas tanto de la Capital como de algunas zonas cercanas a la ciudad.

“Con nuestra labor social, que consiste en dotar de sus lentes a personas necesitadas, estamos impactando la zona de Monte Plata y Yamasá, además de las que quedan en nuestra sede central ubicada en la Salomé Ureña de Sabana Perdida”, informa el presidente de la fundación, el pastor Leonidas Peguero.

 Sostiene que, en coordinación con las juntas de vecinos, escuelas y clubes de las diferentes comunidades, llevan alrededor de 10 años realizando operativos médicos de la vista, abiertos a personas de escasos recursos económicos. “A través de esas jornadas hemos tratado vicios refractivos, miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia a moradores de Los Guaricanos, La Ureña y La Victoria”, cuenta Peguero.

 Hoy día disponen de varios optómetras que se encargan de dar la primera evaluación a los pacientes para luego ser referidos al oftalmólogo si se hace necesario, explica el presidente de la fundación, quien puntualiza que tienen interés de fortalecer su labor altruista, pero no cuentan con los recursos suficientes para ampliar su plan de acción.