“Reinventarse o morir”

0
261
Alvin Toffler

Margarita Brito

Redes Sociales

Asistí este sábado al Congreso de Periodismo Digital organizado por el Observatorio de Medios Digitales, en el auditorio de Indotel y una de las frases que me llamó mi atención fue la de “Reinventarse o morir”, de Alvin Toffler, un visionario que predijo muchas de las cosas que se están viviendo hoy, especialmente en con el Internet y las redes sociales.

Aunque no con la drasticidad de morir, estoy de acuerdo, soy abuela y estoy en ese intento. Tal vez mis hijas y nietos sepan más de redes sociales que yo, pero en eso estoy, es bien sabido que los más jóvenes son más diestros en estas cosas, eso me llevó a asistir a este Congreso, en el cual conseguí algunas pautas a tomar en cuenta en este objetivo.

Toffler predijo que “los analfabetos del siglo XXI no serán aquéllos que no puedan leer o escribir, sino aquéllos que no puedan aprender, olvidar el aprendizaje y volver a aprender”, eso me ha llevado a realizar algunos cursos para actualizar mis conocimientos.

Predijo en su libro “El shock del futuro”, la propagación de los medios interactivos, los sitios de chateo en internet y los dispositivos que te recuerdan “tus propias citas” y así ha sido.

Uno de los analisis que hacía en el evento José Laluz era que luego de la guerra fría, toda esa tecnología desarrollada quedó libre.  Internet dejó de ser un proyecto con protección estatal para convertirse en la mayor red de ordenadores del mundo, surgiendo las redes sociales como YouTube, Gmail, twiter, facebook y otras, de forma espontánea en los años 90 del siglo pasado.

En apenas 25 años Internet cambió el mundo. Los jóvenes han absorbido estos cambios y la actividad en las redes sociales, como una esponja. A los mayores nos cuesta más adaptarnos a esos cambios.

Alvin Toffler

Toffler  vaticinó que “la tecnología avanzada y los sistemas de información harían posible que mucho del trabajo de la sociedad pudiera realizarse en casa por medio de telecomunicaciones por conexiones de computadora.

Pronosticó un futuro en el que una mujer sería capaz de “comprar un diminuto embrión, llevarlo a su médico, tenerlo implantado en su útero… y después dar a luz como si hubiera sido concebido en su propio cuerpo”.

En fin que me salí un poco del tema, porque es fascinante todo lo que este escritor y visionario norteamericano, muerto en 2016 predijo.

Pero aterrizando de nuevo en el tema, la realidad es que cada vez más la tecnología digital se impone y quienes no se adapten al cambio serán los analfabetos del siglo XXI, que no intentaron olvidar el aprendizaje para  volver a aprender.