Semana Santa: tiempo de reflexión

0
138

La Semana Santa es tiempo de reflexión, sobre la vida y el trato que damos a los demás, mientras conmemoramos la Pasión, Muerte y Resurrección de de Jesucristo.

Resume el misterio de la redención divina del ser humano, en una época en la que debemos hacer  un alto y reflexionar sobre el sentido de la vida y de cómo debemos vivirla.

Jesús nos invita a seguir su ejemplo y aunque cada persona tiene su misión en la vida, todos están llamados a hacer el bien ya respetar los valores humanos.

Jesús nos invita a analizar nuestra vida, nuestro comportamiento con los demás y nos dice  la forma de mejorar, imitando su ejemplo.

Jesús dio la vida por los seres humanos, su vida en la tierra fue un ejemplo de amor, él eligió vivir en la práctica sus enseñanzas, pese a las situaciones tan adversas que rodearon su partida.

Una muerte terrible al lado de dos ladrones, quien sólo había hecho bien. Condenado a morir en una cruz, con una corona de espina en su cabeza, el dolor tuvo que ser insoportable. Golpeado, herido con una lanza el Mesías cumplió la profecía.

Los últimos días de Jesús de Nazaret en la tierra estuvieron rodeados de grandes pruebas y dificultades, la mayoría más fuertes de lo que cualquier ser humano creería poder ser capaz de soportar, pero aun así este gran maestro demostró mediante su ejemplo, la grandeza que puede alcanzar el ser humano cuando se pone en contacto con su ser interior y este comienza a manifestarse en obras.

Jesús mantuvo la dignidad al enfrentar las mayores tribulaciones, perdonó la traición por comprender la debilidad, mantuvo la ecuanimidad ante los mayores retos, siendo compasivo con sus mayores enemigos.

Mantuvo la fidelidad a sus ideales ante las mayores tentaciones y mantuvo  la confianza en Diosbpadre, aun a costa de su propia vida, dando fe de la supervivencia del alma más allá del plano material.