Helados Bon planta más de un millón de árboles en reserva científica

0
133
Ejecutivos, empleados y voluntarios de Helados Bon
Ejecutivos, empleados y voluntarios de Helados Bon

San Francisco de Macorís, RD.- Helados Bon a través de su voluntariado realizó una jornada de reforestación en la zona de amortiguamiento de la Loma Quita Espuela, en la comunidad La Colonia de esta provincia, plantando más de 1,500 árboles de caoba hondureña y cedro, sumando más de un millón los que han sido sembrados por esa compañía desde el 1994 en esta reserva científica.

Jesús Moreno y Altagracia Camilo entregan el reconocimiento a Luis Fernando Enciso

La actividad ecológica participaron 105 voluntarios del área de operaciones y del sistema de franquicias y estuvo presidida por el gerente general, Luis Fernando Enciso Prieto, quien destacó el compromiso de Helados Bon con el medio ambiente, los recursos naturales y la sostenibilidad.

Señaló que esta jornada se enmarca dentro de la filosofía de la empresa de contribuir con la preservación del medio ambiente y mejorar la cubierta boscosa del país, específicamente el entorno de esta reserva.

José Fernández, consultor jurídico de Helados Bon
Esta marca se ha caracterización por su apoyo constante a la preservación del bosque húmedo de la Loma Quita Espuela, no solo a través de plantación de más de árboles, sino también con el apadrinando a la Fundación Loma Quita Espuela, que provee formación técnica a las comunidades y desarrollo de capacidades a las familias alrededor de esta reserva ecología de San Francisco de Macorís.

Vista área de la Loma Quita Espuela durante la reforestación
También ha desarrollado productos que impulsan la producción local, así como la reforestación de zonas importantes del campo dominicano, entre éstos se citan al cacao y café orgánico y la nuez de Macadamia, estos sabores además de su exquisitez, tienen otras connotaciones que van más allá de agradar el paladar, ya que consumir estos productos es sentir la pasión por nuestra tierra, es saber que se está degustando el mejor cacao y la mejor nuez del mundo, que se cultivan en nuestros campos.