El respeto a los ancianos es importante

0
165
En China los ancianos son respetados

Margarita Brito

En China los ancianos son respetados

Este domingo pasado transitábamos mi esposo y yo por la avenida Duarte para llegar hasta el Barrio Chino, donde la comunidad anunciaría los actos para celebrar el Año lunar Chino en esta oportunidad “Año del Perro”.

Como la calle donde se celebraría la conferencia de prensa era de una vía, le sugerí a esposo que tomara una vía paralela a la que transitábamos y resultó que caímos en una de las calles más “calientes” del sector Villa Francisca,

Cuando llegamos a la esquina, tuvimos que reducir la velocidad, ya que en el medio, delante de nuestro  vehículo un anciano forcejeaba para transportar una carretilla. No se que pasó con este señor y un joven de unos 20 años que discutía con el anciano y le lanzaba gritando calificativos vulgares que me indignaron, aunque por supuesto, intenté no mirar ni hablar porque me pareció que el joven podía ser un adicto a las drogas.

Sin embargo, me llegó a la mente el respeto que la sociedad china tiene por los ancianos y me deprimió la falta de respeto de este muchacho a un hombre que podía ser su abuelo.

Recordé reportajes que he visto ancianos de los países orientales tienen una posición dentro de la sociedad muy diferente a la de las culturas occidentales. Las personas mayores se convierten en el pilar de la sociedad, una figura respetada y admirada por todos los miembros, donde sus consejos son valorados.

“Si uno no demuestra respeto hacia los ancianos, ¿en qué se diferencia de los animales?” Confucio

En China los hijos deben ir a casa frecuentemente a ver a sus padres, y deben también enviar saludos y preocuparse por su estado de forma regular. Es más, para asegurar que se cumpla la ley, las compañías deben proporcionar a sus empleados suficiente tiempo libre como para hacer las visitas respectivas.

Los oficiales del ejército del norte de China han ido incluso un paso más allá. Ellos se rehúsan a promocionar a los soldados a menos que estos muestren suficiente respeto hacia sus padres, esperando que sirvan de esta forma de ejemplo para el resto de los ciudadanos. Los asesores entrevistan a los padres, suegros y esposas respecto a cómo son tratados. La quejas de parientes descontentos son suficientes como para vetar una promoción