Helicóptero de la FARD traslada turista que enfermó en barco crucero, al sureste de Boca de Yuma

0
164
El canadiense Claude Lamoureux, trasladado por miembros de la FARD
Buque crucero Norwegian Breakaway

Santo Domingo Este.- La Comandancia General de la Fuerza Aérea de República Dominicana ordenó a la Dirección de Operaciones Aéreas de la institución realizar la evacuación de un turista cuya salud se agravó mientras se encontraba en un barco crucero que navegaba a 15 millas náuticas al este de la isla Saona.

Dando respuesta rápida y efectiva al pedido de auxilio de la tripulacion del barco la Comandancia General de la FARD ordeno el despegue de un helicóptero Huey equipado con una grúa, el cual arribó al barco crucero Norwegian Breakaway, donde estaba el turista,ciudadano canadiense Claude Lamoureux, de 63 años, acompañado de su esposa, cuando presentó un sangrado gástrico, cuya vida corría peligro inminente.

maniobras del helicóptero Huey de la FARD al acercarse al crucero Norwegian Breakaway, en aguas de alta mar próximas a Boca de Yuma, para rescatar al canadiense cuya vida se encontraba en peligro.

Las operaciones se prolongaron por más de una hora en altar mar, con vientos de 35 a 40 nudos, realizando las coordinaciones por frecuencia con el capitán del barco, para que procediera a cambiar su rumbo de 90 grados a 180 grados para poder extraer al paciente.

Una vez a bordo de la aeronave, se hicieron las coordinaciones de lugar con la Dirección de Operaciones Aéreas de la FARD y el enfermo fue trasladado a la Base Aérea San Isidro, ya que por las malas condiciones meteorológicas el aeropuerto de Punta Cana se encontraba cerrado para vuelos VFR (Visual Flight Rules).

Una ambulancia esperó al paciente en la línea de vuelo de la Base Aérea San Isidro, desde donde fue trasladado a la clínica Corazones Unidos, en Santo Domingo.

En la riesgosa operación se puso de relieve el alto grado de listeza de la tripulación del Escuadrón de Rescate y del Escuadrón de Salvamento Aéreo de la Fuerza Aérea, producto del constante entrenamiento y dedicación de estos hombres, dotándolos de la capacidad de contribuir a salvar la vida de un ser humano, en obediencia a la preocupación del Superior Gobierno, del Ministerio de Defensa y la supervisión constante de la Comandancia General de la Fuerza Aérea de República Dominicana para enfrentar este tipo de situaciones.