La inversión extranjera como futuro

0
178

Según vamos evolucionando en todos los sentidos, así también van cambiando nuestras formas de relacionarnos a nivel económico.

Por Antonio Gómez Peña

Hoy es más frecuente y necesaria la tendencia, a nivel global, de empoderarnos de nuestros propios negocios y volvernos personas emprendedoras, pequeños y medianos empresarios que nos abramos paso en un mundo cada vez más competitivo, y en búsqueda de la excelencia.

Por lo tanto, también se hace más perentoria, urgente, que los estados promuevan, desde la diáspora, una mayor inversión extranjera; tanto de los dominicanos que nos encontramos lejos de nuestra tierra, como la de emprendedores foráneos en nuestro territorio; o una tendencia de nosotros mismos invertir desde la diáspora hacia nuestra nación.

La idea es que promovamos, desde el comercio internacional, nuevas fuentes de riquezas para todos, que redunda en un mayor desarrollo del país.

Algunas iniciativas políticas, económicas y sociales nos pueden permitir tener una más amplia cosmovisión de la economía global, para llevarla a nuestra región, mediante propuestas, haciendo que nos convirtamos en agentes de cambios en nuestra economía, embajadores del desarrollo sostenible, tanto en las ciudades que habitamos como hacia la República Dominicana.

Luego de una serie de visitas, tanto por varias ciudades de Europa, como en Estados Unidos, hemos podido constatar que es preciso, por el potencial que esto representa, iniciar un movimiento social que promueva con mayor ahínco el emprendurismo entre nosotros, de que somos altamente creyentes en que a través de programas de becas, de mayor incentivo a la inversión extranjera, de la reducción de impuestos a empresarios que quieran desarrollar proyectos, podremos mejorar las economías de nuestros países.

Sería interesante que nuestros estados pongan mayor interés a estos puntos que hoy humildemente planteamos, para alcanzar mayores niveles de desarrollo, pero para todo.-

Antonio Gómez Peña