Calificadora internacional mejora niveles de riesgos de Banco Caribe

0
30
Banco Caribe
Banco Caribe
Santo Domingo, RD.- La calificadora internacional de riegos Feller Rate otorgó a Banco Caribe el grado de solvencia “BBB+” con perspectivas positivas, signos positivos que responden a las mejoras en la gestión de las operaciones y en los modelos de compromisos de la entidad financiera dominicana.

En su más reciente informe del pasado mes de abril, la prestigiosa firma mundial señala “que esta alza en la clasificación se generó por los cambios en la estructura y las políticas implementadas por Banco Caribe que tuvieron un impacto permanente sobre los niveles de riegos y eficiencia”.
En el documento emitido por Feller Rate consideró que la institución bancaria de República Dominicana ha tenido una estrategia consistente y exitosa, favorecida por la vinculación al conjunto de Empresas Caribe, destacando además como puntos positivos sus fuentes de financiamiento atomizadas, favorable posición de liquidez, avances en sus sistemas y estructura organizacional.
“La calificación   otorgada   a  Banco Caribe incorpora una capacidad de generación, un respaldo patrimonial  y un perfil  de riesgos calificados como  moderado, mientras  que  su perfil  de negocios, fondeo  y liquidez  se consideran adecuado” señala.
Además, señala que “Banco Caribe es una entidad enfocada en el otorgamiento de créditos  de  consumo, destacándose por su liderazgo  en  préstamos  para  la compra  de  vehículos  usados,  siendo es el segundo actor a nivel de entidades financieras, con un 19,0% de participación  a diciembre  de 2016.
El informe indica que “su plan estratégico considera ampliar la rentabilidad de sus clientes a través de una mayor penetración  de productos  y mejor experiencia en banca digital;  así como el perfeccionar su  infraestructura   tecnológica,   de forma tal de obtener una mayor eficiencia operativa”.
También que “la entidad se caracteriza por presentar retornos estables, pero bajos con respecto al sistema (alrededor  del  1%), estos medidos a generar un impacto significativo en la eficiencia de los gastos de apoyo, en un mediano plazo,  logrando al  cierre  de  2016  los gastos medidos sobre el total de activos promedio alcanzaron un  7,2%, acortando  la brecha con respecto a la industria, que cerró el año con un 6,5%”.
Por último, señala que “el crecimiento de las colocaciones ha presionado los niveles de cartera vencida, alcanzando al cierre de 2016 un 2,4% del total de colocaciones, aunque se mantenía una adecuada cobertura de 1,4 veces”.

Dejar respuesta