¡Jesús está vivo !!

0
211

Margarita Brito

Acabamos de celebrar la Semana Santa, período en el que recordamos la pasión y muerte de Jesús, pero él no está muerto, resucitó  tras padecer por los seres humanos y vive en cada persona que sigue su ejemplo.

Esta en todas y cada una de las cosas que podemos percibir con nuestros sentidos: en el volar de una mariposa, en la sonrisa de un niño. en el trinar de los pájaros, en el vaivén de las olas del mar.

Nos desafía a que nos centremos en Él y no en las cosas del mundo. En su gran sermón sobre el pan de vida, Jesús explicó el contraste entre el alimento mortal y el eterno. “Trabajad, no por la comida que perece”, expresó.

Nos exhorta a  amar a nuestros semejantes como a nosotros mismos, significa tener con ellos la actitud que nos gustaría que ellos tengan con nosotros y darles el trato que desearíamos recibir.

El Papa Francisco en ese sentido, llama a ser solidarios alertó que “un capitalismo salvaje ha enseñado la lógica del provecho a todo costo, sin mirar a las personas. Los resultados son la crisis que estamos viviendo”.

Al igual que el amor a Dios, el amor al prójimo no es solo sentimiento o decirlo de la boca hacía afuera, sino que también acción. Es además tratar con amor a su familia, y particularmente a su cónyuge.

Es mucho más fácil afirmar que amamos al prójimo que amar de verdad a un compañero de trabajo que nos trata con frialdad, a un vecino desagradable o a un amigo que nos ha fallado.

Jesús vino a la Tierra para quitar el pecado del mundo, pero demostró amor a seres humanos específicos como a una enferma, un leproso, una niña…

Si en el mundo lagente amara en verdad a su prójimo habría menos guerra y más paz, el mundo, la gente necesita hoy más que nunca seguir el ejemplo de Jesús y dar más amor a los demás, y así el habría logrado su objetivo al salvarnos del pecado.

Dejar respuesta