Salto de Yanigua una piscina natural entre montañas

0
115
para bajar el saltol tiene ua escalera natural

Margarita Brito

margaritabrito@yahoo.com
Sabana de la Mar, Hato Mayor .-Las flores y un paisaje de frondosa vegetación nos dieron la bienvenida al Salto de Yanigua, en un ambiente del campo dominicano, donde no faltó el fogón de leña, que usaron lugareños para preparar un rico moro de habichuelas, que a fuego lento se cocía con la leña.

El trayecto desde Sabana de la Mar es de unos 45 minutos, pero se hacen más tediosos por el mal estado de la carretera.

No obstante, llegar fue descubrir una especie de oasis entre las montañas, el salto de Yanigua está rodeado de una espesa vegetación y en su entorno hay minas de ámbar, carbón mineral y barro, que venden los moradores de la zona, resaltando las propiedades del barro para la piel.

Salto de Yanigua

Para nativos y turistas, este afluente es una de las mayores bellezas que oferta la naturaleza en toda la zona Este del país.

Darse un buen baño y disfrutar de aire puro hacen sentirse conectado a la naturaleza y cerca del creador.

Sn embargo, había llegado la hora de partir no sin antes llegar hasta la enramada bajo la que estaba el fogón.

Y desde luego llama la atención, ya que en la ciudad es casi imposible ver un fogón de leña. 

Enramada

Ya sentados en el bus para el regreso, mientras en la radio sonaban la voz de Luis Díaz el tema: “Ella me vívia, ella me vivía, todo el mundo sabe que me vivía”, algunos del grupo cantaban, mientras otros hablaban sobre la música del cantautor fallecido y de otros merengueros que escuchamos en el trayecto.

La visita al Salto de Yanigua había gustado a todos, pero era hora de regresar y aunque la música nos entretuvo durante el trayecto entre  las montañas, lo cierto es que el chofer tenía que ir  tratando de esquivar hoyos, lodo, y tener cuidado en puentes semi destruidos por las lluvias recientes.

Dos niños recogen barro

 

El salto está a mitad del río del mismo nombre, que tiene una extensión de 19 kilómetros, naciendo en la sabana de la comunidad de El Brinco, sección San Rafael, al sur de El Valle y desembocando en el río Yabón, al norte.

Dejar respuesta