Hijo de Donald Trump está en RD

0
389
Erick Trump y esposa Lara
Higuey
Erick Trump y esposa Lara

El tercero de los hijos del presidente Donald Trump, Eric Trump,  llegó este jueves a República Dominicana por el Aeropuerto Internacional de Punta Cana, donde  se observaron fuertes medidas de seguridad. Se informó que está hospedado en Cap Cana. Su padre, Donald Trump, tiene inversiones en la zona.

 

No es la primera vez que visita el país el neoyorquino, de 32 años, hijo menor del primer matrimonio de Trump. En 2007 estuvo en Punta Cana junto a su hermana Ivanka Trump, en el marco de la inauguración de la primera fase de la Marina de Cap Cana, donde se ofreció una cena de gala, exclusiva para los prospectos y personas que habían reservado propiedades en el proyecto Trump Farallón Estates at Cap Cana.

Esta cena fue celebrada en el Club de Playa Caletón, con la presencia de Ricardo Hazoury, presidente del Consejo de Administración de Cap Cana, y unos 700 invitados nacionales e internacionales.

Trump Farallón Estates at Cap Cana fue vendido como un producto único y exclusivo compuesto por 68 solares, entre 6 mil a 24 mil metros cuadrados, ubicados estratégicamente en el farallón más alto de Cap Cana, a una altura de 200 pies sobre el nivel del mar.

Este residencial privado iba a estar localizado a 15 minutos de La Marina, a 10 minutos del Club de Playa Caletón y del Punta Espada Golf Club. Dentro de las facilidades que ofrecería estaba un campo de golf de 18 hoyos, un centro de información y ventas, restaurantes y bares, entre otros servicios.

Sin embargo, diferentes reportes dan cuenta de que el proyecto no prosperó y terminó en una demanda interpuesta por Trump contra el proyecto Cap Cana y sus principales directores, cuando estos incumplieron con supuestos pagos que se le deberían haber desembolsado por la presunta venta de terrenos en lo que se denominó Trump Farallón Estates at Cap Cana.

Según informes de prensa, la demanda civil fue interpuesta en 2012 y depositada en la Corte del Distrito Sur de Nueva York por US$5,8 millones por alegado abuso en el uso de la marca y de su nombre.

De acuerdo al historial del caso, para mayo del 2007 se habían vendido el 95% de lotes, equivalente a US$350 millones. Sin embargo, en abril de 2008 a Trump le reportaron que solo se habían vendido dos lotes de los 67.