AVIGNON, turismo entre religión y cultura

0
187

Por Gina Hilario

User comments
Avignon

Avignon, La Provenza, Francia.- Si visita Francia encontrará muchos atractivos para conocer y disfrutar, además de los emblemáticos monumentos de París, como la torre Eiffel, el Arco del Triunfo , Notre Dame y otros muy conocidos, pero si va a provincias, un lugar que le encantará es  Avignon o Aviñón, una ciudad ubicada a 600 kilómetros de la llamada Ciudad de las Luces (Paris) y a 100  de Marsella ,y es una parada obligatoria cuando se está de visita por la Provenza francesa.avignon0

Antigua ciudad papal, Avignon fue sede de la cristiandad durante más de un siglo, y posee un diseño arquitectónico único por el cual su centro histórico fue declarado Patrimonio Mundial de la Unesco.

Palacio de los Papas
Palacio de los Papas

El palacio papal, es el mayor de estilo gótico de Europa, con 15,000 metros cuadrados, es el único palacio construido fuera de Roma para un papa.  Construido entre 1334 y 1363, fue residencia de los Papas durante el siglo XIV. La visita a esta maravilla histórica demanda una mañana entera al menos, ya que posee unos 25 lugares para conocer, entre ellos: salones, capillas, claustros, las alcobas privadas de los papas y otros, en la decoración destacan frescos de gran calidad.

Cada año el lugar recibe más de 600 mil turistas,  visitantes lo que lo hace uno de los monumentos más visitados de Francia.

Le Pont St Bénezet

Pont d avignon
Pont d avignon

Un lugar que no puede dejar de visitar es el  legendario  puente St Bénezet, testigo de la historia de la ciudad,  nombradopatrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Construido en el siglo XII para sustituir  uno anterior de madera.

La leyenda cuenta que un pastor proveniente de Ardeche, región al sur de Lyón, llegó a Aviñón con el mandato divino de construir un puente que uniese las dos orillas del Ródano. Ante la incredulidad de los aviñonenses, el  pastor, impelido por el poder de los dioses levantó una gran piedra y la lanzó al río. Esa sería la primera piedra del puente que llevaría su nombre, tras ser canonizado.

Le Pont St Benezet  dio origen a la famosa canción Sur le Pont d’Avignon, es la obra más antigua construida sobre el rio Ródano entre Lyon y el mediterráneo. Este puente se puede visitar y la entrada cuesta 4 euros.

Los visitantes pueden realizar una visita en crucero por la ciudad.

Catedral de Nuestra Señora de Doms
Catedral de Nuestra Señora de Doms

A visitar, también, la Catedral de Nuestra Señora de Doms que es el edificio religioso más antiguo de la ciudad y que se distingue por la estatua brillante de la Virgen.

Avignon es una ciudad artística conocida internacionalmente por su festival de teatro, que se realiza anualmente en verano, desde 1947, y el cual recibe unos 120,000 espectadores aproximadamente.

Otro de sus atractivos son sus murallas que son la primera imagen de Aviñón y que cuentan con una extensión de cinco kilómetros, así como la plaza del Reloj es uno de los lugares más solicitados por los turistas, debido a sus cafés y terrazas, que la convierten en un punto de referencia.

Cabe destacar que esta ciudad es la capital de la gastronomía provenzal, por lo que se puede aprovechar la visita para degustar una de las ricas especialidades acompañada de un buen vino del Valle del Ródano.

Nueve Papas reinaron en Avignon

En 1309, bajo Clemente V, Aviñón se transformó en sede de la Cristiandad. El cambio de sede suponía escapar a la influencia de las familias que tradicionalmente “producían” papas, los Colonna u Orsini. Aviñón representaba un lugar mucho más seguro que la caótica Roma de principios del XIV y permitía al clero galo llegar al poder.

De hecho, todos los papas aviñonenses erán de origen galo, la mayoría de la propia región. , en esta época, la Iglesia francesa no existía como tal, no más que Francia. En definitiva, Clemente V se desplaza a Aviñón, a la sazón territorio perteneciente al Reino de Sicilia regido por una dinastía de origen galo. Sus soberanos eran dueños de Nápoles, Sicilia y buena parte de Provenza. El Papado poseía el Condado Venaissin que rodeaba Aviñón por lo que la ciudad fue vendida por Juana I de Nápoles a Clemente VI en 1348.

Nueve papas, dos de ellos antipapas reinaron en la villa. Durante un siglo Aviñón fue el centro del cristianismo occidental. La vuelta del pontificado a Roma, a principios del siglo XV, y las luchas entre papas y antipapas marcaron el comienzo de la decadencia. Con todo, Aviñón y su región siguió perteneciendo al Vaticano hasta 1793, cuando voluntariamente se unió a la República Francesa naciente.

 

 

Dejar respuesta